DesvistamosNuestrosGajos►

DesvistamosNuestrosGajos►

miércoles, 7 de julio de 2010

s☼l, pÁjaro y vientO..


Al poema que abandono
voy partiendo con mis dedos húmedos ,
tiritantes.

La noche esconde el baile
de los niños muertos que se dispersan
en la niebla con sed y heladitos de sangre,
Saboreándose las convulsiones
Olvidandose de los toboganes de carcajadas…

Y les regalo polillas de colores opacos,
Mutiladas,
Cantando la lluvia de cada par de ojos lejos
Durmiendo en lo sideral del silencio
que recorta la metamorfosis de los años
y los llena de azar.

Faltan palabras en esta vida deshilachada.
Y los nenes vivos no quieren jugar con los muñequitos sucios
de los muertos
(sus manitas de tierra y sus ropas de monstruos de lago)

Yo no recuerdo más
que los hilos de mis bufanda
corriendo hacia el río metafísico,
tejiendo en las tarde como sol, pájaro, y viento.

Aventame en esta hamaca feroz,
Amordazame la inquietud con mi vestido,
pero no rompas más mi amor
que se me deshace de las manos y se me chorrea crujiendo el piso
llenando de cuchillos mis sombras.

martes, 1 de junio de 2010

º

El alba
a pedacitos oxida los árboles.


Mejor desvelarse en la congoja
y añorar el afluente de
tus ojos llenos de mundos

con un globo amarillo horizonte
fugándose de los dedos,
de las sílabas que rompen el aire de zumbando.


Siempre mejor gastarse menos
en la incertidumbre roñosa
y sumergirse en la ternura tangible y transparente;
Una nube
con los labios dulces.


Y quedarse oblicuos,
acuarelando la pereza del sol...

sábado, 1 de mayo de 2010

adentrO.

Francamente puedo tomarte del té sin arquear el meñique,
amarte crepuscularmente
en cualquier vecindad inexistente.
Quedarme sola con alguna maldición echada en los ojos,
con los cerrojos en las orejas para ensoñarte la luna
y en un descuido desnudarte de
las vergüenzas en caricias de río.

Hay algún jardín que no es de mentiras y
por donde corren despeinadas las hojitas secas temblando en ausencias
Y aunque deje el alma despoblada,
juro que he descubierto en mis lágrimas
un ovillo de agujeros con el que te tejo y destejo,
¿será que no te busco más adentro?
Te olvido,
aunque te vea en un café o en un espejo,
O cuando me hamaco en el viento
y en vagones viejos…

Y embriagada
estoy llena de puertas desorganizadas
con los barquitos dibujando las cosas cotidianas
vuelvo insoportablemente a tu orilla,
con los pies mojados
y las zapatillas ahogadas.

lunes, 1 de marzo de 2010

Alas mariposAs ☼


Memoria misteriosa, brillando en el fuego,

burbujas lloronas,

hermosas ,

correteando a mi alrededor.

Todas esas carcajadas revelándose de los espejos

que reflejan todas las nenas que soy.


Juegan

con los huesos del viento,

en las hamacas de los ojos,

a veces en las nubes,

a veces en lo oscuro.

Son solas, y son todas juntas.


Las nenas mandarinas dulces,

Gajitos de calor, y de lo que nunca va a llegar.

Huequitos de dientes que se fueron a viajar con el ratón.
Colores en los vestidos.


Ríen, gritan,

en la locura de la cale sita que huele a muerte y a vida,

y a subibaja místico.

Se miran con los ojos transparentes,

rubias, morochas, castañas,

temblando de la felicidad entre la niebla,

bailando con las flores amarillas,

viajando en globos de sueños y toboganes.


Hay que ser cuidadosos, por que mis nenas

Se astillan con el desprecio,

de suerte que sus corazones a veces son fuertes..


Siendo franca, he enterrado algunas..

Otras se han escapado…

Y están las de siempre,

Y las de mañana.

Desnudas, cantando con la cara al sol,

Alucinadas,

descubriendo el alba en la música.

sábado, 23 de enero de 2010

Partirse al viento.
Desvestirse los miedo de la madrugada.
Echar tu desprecio colina abajo.
Duele algo en el pecho cuando
no alcanzan las margaritas que resuelvan las preguntas.
¿Qué te habrán dicho tus libros de mi?
¿Quién te habrá permitido creer
que las hojas develarían la verdad?
En el fondo la pena carba hondo,
casi tanto como el amor que no te importó...
Hay algo de injusto cuando el otro lado está vacío,
cuando crees lo real de tu encierro
en la mentira del whisky tragándote a sorbitos.
No me nombres en tu historia,
nadie puede escribirme,
yo solamente me invento con el humo de mis palabras,
me abrazo con tu egoísmo estúpido,
me burlo de tu tibieza...
Y así y todo,
un violín vibra finito en tus ojos de cemento;
Los ríos de Heráclito hacen otra esperanza desdibujada
que nace de la creciente
sin cristalidad y con manos de ciego.
¡Adiós! ¡Ciao! ¡Good bye!
No hay más palabras de acuarela para los miedosos .

jueves, 21 de enero de 2010

*Tres-Dos-uno-Bum

Me mastico las palabras
de aquella tormenta ruidosa,
me adormezco en el silencio
de ser cadáver;
Me ha mentido esta vida cartón;
Y ahora me tapo las orejas al
egoísmo
y le escupo la frente con mi indiferencia,
por que es evidente que si mi dignidad tuviese precio,
no conocería lo sublime del sabor a libertad.

17 de diciembre-2009.

martes, 29 de diciembre de 2009

AmorMandarin♥


Atrás del horizonte el sabor del cigarrillo se hamaca en mi paladar. El humo canturrea, baila en la oscuridad y en tu luz, y en el mejor de los casos dispara con razonamientos en mi mismo idioma, deshojándose en explicaciones hasta volverme flor.

Imperturbable me siento en el agasajo de las cuerdas exhaustas, por que bajo estos tambores te recuerdo con los ojos pequeñitos frente al sol, lloviéndote como un amanecer que se me refleja en el suelo.

Si hoy me diera placer podría arrancarme los pulmones e inundar con mis adicciones el mundo, intoxicarlo, construir una flema liberadora que desde las entrañas fuese hasta la ruptura y nuevo mundo. Estarías vos, quizás –quizás no, quizás no, quizás no- , con una mascara protectora. Serías otra vez incorruptible e insoportablemente solo, y quizás –quizás no, quizás no, no- ausente.

Hay algo detrás de la piel, detrás de la hermosura que voy hilando contra tu perfil en un pespunte doble hilo, que es inalcanzable y me desnuda de recursos, me gana la pulseada de tu cielo de nubes gigantes y nostálgicas. Hay algo, te repito, las gotas se suicidan en el tiempo interminablemente, se vuelan en el viento circular que comienza delante de tus pies (debajo, en realidad) y me saluda con ese gesto de uñas que querés morder para no volverte tan loco, y por que te olvidaste que yo me conmovía de tu galope sin ritmo y con hermosura y con indiferencia.

Soy conciente de la tristeza enamoradiza que me rompe el mundo y a veces me pierde el eje. Estás vos primero, y después el sol. Un maltrato con sombras y espera.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

*Juro que hoy el cielo se sostuvo de las nubeS.


Hay un rincón de la muerte usurpando por la puerta que resplandece desde mi paréntesis.

¡No usan mas sombreros esos rojos!..

Ésos que perdieron el don en algún kilómetro de mañana.


¿Qué queda en lo que queda cuando estalla el azúcar y no hay resurrección? Estoy hablando del vacío sin plegaria, sin ventana de emergencia.


Gotean lágrimas los huequitos de mi mano,

los espejismos se desgarran en las curvas

y me ahogo un poquito;

Por que es difícil el vértigo de tu sombra colorada,

viva, y combatiente,

resurgiendo en la acción de ternura.


Todo mi espejo se estrello en el aire con violencia.

Ferozmente la inocencia de arrancar nubes fue borroneada

de mi adentro más afuera.


Ya tengo zapatos, es verdad.

Ya no hay silabas que puedan formar el nombre descalzo

de aquellas túnicas de dolor que un jardín oscuro,

con guitarra de trova silbó.




Un poeta muerto (o ausente) dijo :http://nohaik.blogspot.com/2009/06/35.html

lunes, 23 de noviembre de 2009

Me pondré las ramas de este sol que despega para usarme como al aire*


La mezquina tibieza recobra su debido

candor en el despertar del cielo.

Amanece en el sol y se estremece en lo azul.

Hoy no hablo de espejos;

Me pregunto en tu silenciosa ternura

si recordarás el vuelo elemental como acto fatal y primero,

inciertamente natural

y asquerosamente contaminante;

Y yo en trance y en locura,

Volando en la noche lunar

y en tu risa-de globo-de manos-de infancia.

Yo lo recuerdo en los detalles,

Y en el ejercicio de la magia.

A veces las nubes llueven las verdades

Y vos te volves analfabeto.

(Imposibilitado de entender propio el viento de ensueño

y el baile de las hojas secas.)

A veces es borrosa tu cara reflejada en la cosmogonía,

y en los miles de adjetivos

que podrían describir lo indescriptible

de la revolución que provocas en mí.

Persuadiendo mis instintos de guerrillera,

He optado por enseñarte sobre mi amor despacito,

educandote,

para que al fin me veas lluvia frente a tus pies.

Entonces nosotros,

visionarios exquisitos del sueño

podremos transformar el mapa de la luna en un rincón de besos.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

( Todo esTo, sin nombrarte.)


Tal vez podría abrir un baúl de zapatos
y buscar el infinito carrete de gestos que articulan en la realidad
como luces hasta la luna.
Esa altura que nos encuentra mas que grietas en la memoria
y quiere volverse sin lenguaje
y volar.
(… considerando que le sobran las alas…)

Hay que sentir las caricias hasta los dientes
para alumbrarnos sin tiempo y sin sombra,
por que el amor se nos vomita sin control desde las viseras.
Nos reclama la visión sin brumas
asqueado de la vigilia en el sin sentido,
en el juego-laberinto de la histeria .
y nos llena de sueño cuando nos abrimos en el dibujo de las manos,
en el silencio que llena de agujeros el origen del fondo.



viernes, 6 de noviembre de 2009

Naturalmente podrían importarme los globos posmodernos de mí misma
y deslizarme gustosa
en el chispaso del infinito adiestrador
que no cabe en ningun instante, ni en ningun siglo
por que se desangra, y nace y muere.
Y se vuelve a desangrar
por los minutos que podría tardar en llegar otra vez a tu cuerpo
que no colmé y donde me emborraché igual.

Naturalmente
estaría en cualquier parte tragandome los sentimientos
para autosatisfacerme de mi misma.
Compartiendome las bocanadas de mi amor.

Podría ser vos naturalmente, estoy diciendo.
Ponerte en frente y reflejarme
y mover mi mano izquierda y que vos te toques un ojo y las pestañas me conmuevan,
y gritarme preguntas y que vos te rajes de a poquito hasta que un gran charco de la sangre
termine mojandome los pies y mudandote fuera del espejo
y sin reloj.

Naturalmente no podría ser vos,
aunque sí pueda revelar frente al sol
el poema fotografiando tus entrañas
o el camuflaje de luz amarilla que te queda cada vez que no dormís.

Final y naturalmente
anhelo encontrarte palpitando el verano
para que el calor te vuelva primitivo y transpirado
derritiendote en el rincón de la ternura
porque lo tenés permitido ésta
y todas las noches en que nos arraiguemos inmoralmente a la cosmogonía.
(Naturalmente, estoy hablando,
un lugarcito te estoy dejando,
y te estoy amando,
llorando,
vagando,
revolucionando,
malgastando,
malcriando,
alcanzando,
venciendo,
riendo,
besando,
tocando,
peleando,
construyendo,
demoliendo,
desnaturalizando.)

domingo, 1 de noviembre de 2009

reneg[Ar(te)] ♥

Mientras me reconozco en tus dientes voy tomando en serio la propuesta de que ellos me muerdan siquiera cuando entiendan lo que trato de gritarte desde que los días ya no entran en los calendarios porque se hicieron tan grandes que los cuadraditos apenas si cubren un sólo dedo de los lunes, martes, viernes y los demás, claro.

¿El resto del cuerpo de los días?

Se desnudó por que las cenizas del tiempo estructurado vuelan y ahora se ve mejor, y las patas están sucias por que no hay zapatos que estorben los pasos, ni las pieles. Y no es juego cuando te mordés las uñas y de los ojos te explotan las ojeras y las orejas están escondidas. Así es que vuelvo otra vez a encontrarme con eso que algunas llamaron tu boca, y yo apenas si me atrevo a desdibujar cuando no quepo en mi propia cama, ni en mis propias extremidades, y mis entrañas te buscan, como si fueses tan imprescindible cuando quiero crecer rápido para que tus dientes chuecos aprendan a silbarme con tu voz, con tus voces y tus veces y tu ternura que me conmueve tanto que hasta te detesto del asco de la ternura de lo insoportable de lo hermoso.

lunes, 26 de octubre de 2009

¿Me extravié en mi propio misterio?


siempre he vivido chapoteando los amores

y palpitando abandonos

ante espejos y sabanas mas sencillas.

Hoy la brisa me abrazo, cansada un poco

de las palabras de siempre.

Cuando púdicamente me desnudo frente a tus ojos

espero tu mano rompiendo mis flores despacito,

agonizando de impaciencia con el infierno de labios de amor.

No puedo concluir en lo sólo de una llovizna,

Apenas si soy una burbuja frágil y llorona

Que por debajo de las aguas parpadea silenciosa.

Gracias le digo al mundo hoy

que la nariz me regala el sentido del humo,

el aroma espeso del despertar.

la ternura del tacto acariciándome los senos en silencio,

el absurdo llanto que muere y que después

se refleja en el viento,

en la nostalgia, en el musgo,

en cacerolas, incendios y manos.

Me gusta asomarme en el abismo

y conmoverme con mucho más que el secreto de lo impalpable.

martes, 13 de octubre de 2009

La mordedura de la mandarina.



¡Ay!

Siempre que octubre asoma la nariz al mundito, las mandarinas se ponen rabiosas y salen a cazar. Las primeras víctimas son las burbujas naranjas, amantes de los cuadernos tapa dura, de los pececitos arco iris que viven dentro de jarrones transparentes de los jardines de estas muchachas que en primavera tienen tanto calor en los pies que viven descalzas floreciendo los suelos fosforescentes, ingenuamente expuestas a las mandarinas mordelonas que camufladas en el césped aguardan, con sus colmillitos de semillas, esperando besar frutalmente los pasos de burbujitas y hacerlas reír hasta que un poco les duela la panza, y se queden sin aire, y se abracen para sostenerse en pie.

Una vez que ellas explotan en los pétalos frágiles de los panaderos, les toca el turno a los hombrecitos de acuarela.

Barbudos barrigones que reniegan de este mundo cartón por que les pesan los huesos y se conmueven en las injusticias, ¡y se mueven como globos sin piolines! (libres incluso del viento…), y los días miércoles usan florcitas de papel en los ojales de las camisas para burlarse de las señoras pasas de uva que barren la vereda temprano. Cada día de sol una rana les canta desde la barriga a modo de despertador, pues deben ir a cosechar limones en los patios de atrás de ésas señoras.

Saltan las orugas desde el limonero, con sus bracitos conectados al paracaídas que tan esmeradamente construyeron las hormigas con las hojas del árbol subterráneo del sol. Gracias a esta lluvia de orugas mariposas las mandarinas se suicidan sobre los hombrecitos, mordiéndolos con las semillas, besando con su jugo la sien barbuda y logrando que se hamaquen en el viaje surreal de los toboganes desnudos que terminan ante el puente del universo. Me consta que no tienen miedo por que el aire huele a azahares y en sus ojos se reflejan los girasoles sonrientes de la avenida vacía y oscura.

¡Dichosas las gentes afectadas por este cítrico develador!, ahora todos andan por el mundo encontrándose en otros cuerpos, arañándose las espaldas con minuciosa delicadeza. No hay lugares para el circo de las caretas que no bailan, sólo uno puede conmoverse cuando ve en el otro la ternura de la piel salada, la acidez y frescura de un beso frutal que no morirá en la respiración, ni en la noche. Y me gusta la idea, por que tiemblo ante la bestia que brilla y despierta jadeos animales en los munditos y les lee las manos, y toda su memoria abraza la tierra y duerme dichoso con el rostro inocente pegado al otro rostro barbudo.

lunes, 12 de octubre de 2009


¡Me provocas, insoportable!,

me provocas, y no vale tu teoría de libros

por que la saliva como un dios atraviesa las ropas

y se escurre por mi cuello en forma de lengua.


El suspiro, gesto tímidamente hermoso

me acaricia de a ratitos desde tu pecho,

susurra que me espera y que a veces

hasta la misma duda lo entiende.


Basta de mojigaterías.

No es real la indiferencia…

Dejemos la vuelta para las ruedas,

para los bobos de la histeria.


¿Bajo qué punto insoportable hemos dado como natural la presencia de humo?


¿Cómo encontrarnos si nunca se encuentran los ojos?


¿Cómo entender los rostros de los espacios mínimos

en las partículas de la oscuridad?


Cuando dibujo con mi boca los aritos del tiempo,

Me muerdo sin fin el labio

Y aunque sea de angustia

llega el aire y te convierte colocándote debajo de la gotera.


El sólo nombrarte te vuelve corpóreo,

Lo asombrosamente mágico y estremecedor de las palabras

llena de colores los gritos reprimidos.


Te muerdo en la madrugada del infinito

Por que esta noche mi rostro está frente al tuyo,

Y me dan un poco de risas tus colmillitos chuecos,

mientras que tus caricias caen lluvia de cascada triangular

en el minuto insostenible del gemido volador.

domingo, 4 de octubre de 2009

Polvo de Estrellas


Esta mañana llovió de a ratos.

Sobre la primavera que crecía las raíces dibujaron mil preguntas.

Mi mirada en el espejo me descubrió siendo aroma de uva, manojos de ternura,

y miles de palabras escupidas diurnamente

sobre el aire que las nombra y acomoda.


He descubierto en las flores las cachetadas del viento de orillas,

pero sólo fue a través de los árboles que llegué a tu cuerpo desatado del río.


Vos, y tu sombra repitiéndose en la oscuridad.

Sobre la altura exacta deshojaste las golondrinas y en cada canto lloviznaron las semillas

(pequeña ambición vegetal).

Arqueando las pestañas en los reflejos

aprendí cuando no hay voz en mi paliducho corazón.

En la mirilla de las puertas la luz me sonríe

Y empuja los ríos que serán el mañana:

Todo regresó flotando en el agua profunda.

jueves, 1 de octubre de 2009


Viajé en la innumerable vía de los volcanes.
Fui ceniza.
Descubrí en los instantes
las gotas de lluvia que resbalaban de las hojitas de los arbustos
Y tras las cómodas fotografías de la vida los ví descalzos,
mirándose a escondidas.

Sin sueños en los ojos,
Sin esperanzas en las manos rotas,
Sin meses, ni domingos de postres.
Yo los vi,
Sin almuerzo
y con besos en los labios.
Los oí cantándoles a los grillos,
como único canto posible,
siendo su voz el único bien material,
y riendo a carcajadas…

Yo me vi aferrada a mi ternura como esperanza latente.
Yo los vi y me vi
Por que yo siempre he sido ellos,
Y viceversa.

Reconocerse en la pobreza,
Y en el hambre,
y ya no tolerar este invierno,
Con el cuerpo envuelto en diarios
Que nadie sabe leer y mucho menos, escribir.

Saberse analfabeto de comodidades
Y casi también de esperanzas,
Y sentirnos asquerosamente atrevidos
por habernos encontrado en la sombra de otros rostros,
ardiendo en esos poetas que ningún diario publicará
por que nadie sabe leer lo que envuelve nuestros cuerpos.

Arderá el mundo en nuestras manos,
Y los tiranos se volverán ciegos
para que al fin puedan ver
esta tierra que han torturado.

miércoles, 30 de septiembre de 2009

círculo de baba



De repente

tropezar en la lucha infinita de los granizos.

Ante el tambaleo de la duda

Se ha incorporado la gente descalza.

Los techos del mundo despejaron el ensueño

y has sido los colores de los pétalos una vez más.

De nuevo fue el silencio quien destejió sobre los bosques cada nube del reloj.

Todos han olvidado la lluvia que apenas es.

(detalle de la sangre y de lo oscuro).

Siempre llueve.

Siempre llueve en mi.

En vos.

En nosotros

Y en ellos.

No sólo será agonizar ante la prisa del viento

Sino mas bien disfrutar

de los panaderos que vuelan

ya lejos de las raíces.

Y yo que sólo soy un tallo vivo que sabe a licores

Me he desparramado nuevamente en los balcones de la tempestad,

Me han barrido las señoras temprano a la mañana,

He corrido con todas las piernas del viento,

He desaparecido en la nostalgia del florecer del tiempo.

martes, 29 de septiembre de 2009

fotográficamentetandistante*




¿Soy yo esa que me escupe el reflejo?

¿Acaso mis pies son barro,

Y mi cintura frutal

solo una sonrisa en la esquina de la esperanza?

¿eso soy?

¿Un mundito enojado con el hoy,

Y guardián de lo que otros llaman mañana?

He escalado el horror del tiempo

en los costados de la luna

hasta llegar a la infancia que protegería mi oscuridad,

pero sólo fuiste vos haciendo real mi nombre en el silencio.

El abrazo turbulento de tu amor

no encontró adjetivos para vestirse.

Apenas si pudo entender ser paraíso de pájaros, viento, libertad.